Por qué una página web prehistórica puede arruinar tu restaurante

Hoy os traigo un post interesante escrito por un amigo online, Eloy Rodriguez sobre la gran importancia en Hostelería de tener una web amena y actualizada.

Eloy_R_Bio

Puede que, como muchos de los clientes que llegan a mi web, te sientas satisfecho con tu web actual.

Total… me dicen, a mis clientes no les interesan las cuatro fotos de nuestros platos que podamos colgar en la web. Ellos lo que quieren es probarlos.

Yo, al oír estas palabras, intento mantener la compostura.

Porque el diseñador web dentro de mí quiere gritar (discreta y educadamente, claro) y decirles:

“¡Es que no es eso!

¡Es cuestión de imagen!

¡Es cuestión de reputación!

¡Es cuestión de marca!”

Una web prehistórica y poco inteligente no solo tiñe tu reputación, sino que les da hándicap a tus competidores.

Y todos sabemos lo que pasa cuando eso sucede.

Te lo cuento a continuación, con mucho cuidado, eso sí, de no ser excesivamente catastrofista 🙂

Por que una web prehistorica puede arruinar tu restaurante

    • Porque no les das lo que ellos quieren

Sin duda alguna, uno de los errores más grandes que suelen cometer los creadores de páginas webs antiguas es que no le dan al usuario lo que pide.

De hecho, hoy en día existen muchísimas técnicas de neuromarketing para conseguir llevar al cliente donde tú quieres: que lea lo que tú quieres, que vea los platos que más te interese e, incluso, que pida un plato u otro.

Pues bien, aplicar el neuromarketing permite hacerle la vida más fácil al usuario y, claro, si no aplicas ninguna de estas reglas, es probable que estés perdiendo un punto de tasa de conversión bastante grande.

    • Porque no te encuentran y Google te penaliza

Está muy bien eso de “voy a crearme una página web para que me visiten mis clientes y conseguir aumentar mi red de público potencial”. Lo sé, pero siento decirte que la vida real no es así. De la misma forma que en la vida real, lo que más importa es la visibilidad. O sea, que si no estás bien posicionado en Google no te verá casi nadie.

El fallo de muchas páginas webs antiguas es precisamente ese: no están optimizadas bajo los criterios de Google y no aparecen en el motor de búsqueda. Así que todo el dinero invertido en la página web no ha servido para nada.

    • Porque es incómoda de leer

Hace unos años se puso muy de moda llenar las páginas webs de elementos: muchos colores, muchos símbolos y un fondo cargado. Todo ello complicaba demasiado la lectura de una página web.

Por suerte, todo eso cambió y el minimalismo y el buen gusto han ganado la partida a este tipo de diseñadores. Por tanto, si tienes una página web llena de colores, con mucho texto y pocas imágenes… ¡Cámbiala!

    • Porque saldrán corriendo después de ver las fotos

Y si hay algo peor que los colores chillones y una cantidad excesiva de texto eso es las fotos de baja calidad. Está comprobado: cuando los clientes ven fotos de comida que sean de baja calidad… ¡Salen corriendo!

De esta forma, si tu página web tiene fotos de baja calidad, será mejor que vayas pensando en cambiarlas y darle un toque más moderno porque, al final, toda la comida nos entra por los ojos.

    • Porque cuando la creaste todavía no había móviles

Sin duda alguna, el diseño web ha cambiado mucho en los últimos años y parte de culpa la tiene el avance de las tecnologías. De hecho, este avance ha propiciado que los usuarios naveguemos por internet de forma diferente, sobre todo gracias a la aparición de las tablets y los dispositivos móviles. Por tanto, una web que no esté actualizada con un diseño responsive y adaptada a este nuevo uso de internet, estará perdiendo muchos clientes potenciales.

Vale, veo que empiezas a darme la razón.

Ves la importancia que tiene el tener una web actualizada, dinámica, inteligente…

Una web fácil de navegar…

Una web que les guíe hacia donde tú quieres que se dirijan…

Que conecte con tus clientes a través de imágenes y palabras de calidad…

Ahora la pregunta que tienes es: ¿Cómo consigues esa web?

http://www.eloyrodriguez.com

Y, no temas, yo hablo tu idioma.

Porque, además del marketing digital y del diseño web estoy loco por la hostelería.

Llevo trabajando en restaurantes desde que tenía 14 años.

Por eso conozco los retos a los que te enfrentas.

Y sé justo lo que necesitas.  Así que, ponte en contacto.

¡Vamos a eliminar esa web prehistórica que amenaza con arruinar tu restaurante!

Un comentario sobre “Por qué una página web prehistórica puede arruinar tu restaurante

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: