¿Cómo colocar la cristalería?

En primer lugar, tenemos que saber las bebidas que vamos a servir a lo largo de una comida. Luego hay que escoger la cristalería adecuada y por supuesto todas las copas pertenecientes al mismo estilo. Se debe prescindir de vasos planos y utilizar copas. Lo más común es presentar una mesa con tres copas por comensal, una para el agua, otra para el vino tinto y otro para el vino blanco. También se recomienda que las copas sigan este orden, aunque cualquier otra disposición es aceptada, siempre en la parte superior, frente al plato. Con respecto al tamaño de éstas, la copa de vino tinto debe ser más grande que la de vino blanco y distinta a la de agua.

Otras copas para refrescos, cava o champán se añadirán cuando se requieran. En cualquier caso, se deben posicionar en línea recta y por encima de la zona que ocupen los platos, con cuatro o cinco dedos de distancia. También se tienen que evitar copas que sean opacas o translúcidas, que no sean de cristal, así como copas achatadas para un brindis, siendo el modelo ‘flauta’ el más recomendado.

 

Create a website or blog at WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: